Asides

#BWVenezuela “Evaluando los retos de Maduro”

Aside Posted on Updated on

La política en Venezuela en las últimas dos décadas ha venido condicionada por la victoria electoral del Polo Democrático en las elecciones presidenciales de 1998 y la llegada al poder a Hugo Chávez, quien impulsó un proceso constituyente refrendado en diciembre de 1999 por el que se cambió el nombre oficial del país a República Bolivariana de Venezuela.

En el ámbito de la política exterior el gobierno bolivariano apoyó desde sus inicios un sistema multipolar y en abierta oposición al hegemonismo estadounidense, basado en la creación de nuevos bloques de poder y en un acercamiento a otras potencias como Rusia, China o Irán, aunque con resultados limitados. Mediante la promoción del llamado socialismo del siglo XXI, en la que se halla establecida una estrategia global para apoyar el proceso revolucionario, en el ámbito latinoamericano selló una alianza estratégica con Cuba que reforzó la tendencia experimentada en las últimas dos décadas hacia una mayor autonomía política de la región en relación a Estados Unidos. Chávez y Castro firmaron diversos acuerdos de cooperación, renovados en 2012, a través de los cuales La Habana ponía en marcha las Misiones Sociales (envío de médicos y profesores cubanos, de los que actualmente hay unos 45.000 en Venezuela) a cambio de unos 100/130 mil barriles de petróleo diarios, y diseñaron una política regional con un papel protagónico de la Cooperación Sur-Sur y de los regionalismos estratégicos (UNASUR, CELAC, ALBA, MERCOSUR) en oposición al regionalismo abierto de base neoliberal de la Alianza del Pacífico, la OEA o el ALCA. El deshielo iniciado entre Cuba y Estados Unidos a finales de 2014 cogió por sorpresa al gobierno venezolano, y pese a la reafirmación que tanto Caracas como La Habana han hecho en relación a sus lazos políticos y económicos, abre algunos interrogantes sobre las sinergias geopolíticas en el hemisferio occidental.

En el ámbito económico, pese a la retórica anti-imperialista del gobierno bolivariano y sus conflictivas relaciones políticas con Estados Unidos –cuyo último capítulo son las investigaciones de Washington sobre una eventual vinculación con el narcotráfico de Diosdado Cabello, segundo hombre más poderoso del gobierno venezolano- este país sigue ocupando el primer lugar entre los socios comerciales de Caracas. Según datos de la OMC en el último lustro los intercambios comerciales entre Caracas y Washington se situaron entre los US$ 55.000 y los US$ 60.000 millones anuales, con un amplio superávit para Venezuela en la balanza comercial dado el peso de sus exportaciones de petróleo. La drástica caída del precio de esta materia prima, de cuya exportación depende la economía venezolana, también plantea grandes retos desde finales de 2014.

En materia de política interna, tras la muerte de Chávez en marzo de 2013, se celebraron elecciones el 14 de abril de ese mismo año, que llevaron a Nicolás Maduro al frente del gobierno pese a las denuncias de fraude de la oposición reunida bajo la Mesa de Unidad Democrática. El 4 de febrero de 2014 se registraron protestas contra la inseguridad (Venezuela figura entre los países con mayor tasa de criminalidad del mundo), la elevada inflación y la escasez de productos básicos, a las que rápidamente se sumaron partidos de la oposición y grupos estudiantiles, que acusan al gobierno de haber provocado esta situación con sus políticas económicas. Estas revueltas dejaron más de 40 muertos y, según el Foro Penal Venezolano, más de una treintena de casos de torturas. La inestabilidad política afecta al país desde entonces, radicalizando las posturas de gobierno y oposición y con una proyección internacional.

Con el contexto descrito, en el #BWVenezuela planteamos el debate que se abrirá intentando responder a estas preguntas:

  1. ¿Es Venezuela una democracia popular o ha derivado hacia un modelo autoritario? ¿Qué rol juegan los medios de comunicación nacionales e internacionales en esta percepción?

  2. ¿Qué grado de responsabilidad tienen gobierno y oposición en la actual fase de inestabilidad política y de fractura social?

  3. ¿Cómo afectará a Venezuela el proceso de deshielo abierto entre Cuba y Estados Unidos? ¿Existe el riesgo de que se vea aislada regionalmente?

  4. ¿Qué efectos puede producir el bajo precio del petróleo sobre la economía venezolana si se mantiene a medio plazo?

  5. ¿Cuál es el futuro del actual gobierno bolivariano teniendo en cuenta el actual grado de polarización del país?

El miércoles 27 de mayo, de 19h a 21h, debatiremos sobre estas cuestiones en Inusual Project (C/ de la Paloma 5) contando con la participación de:

Juan Carlos Triviño (@juancarlos_triv). Investigador en Ciencias Políticas en la Universitat Pompeu Fabra

Antonio L. Martínez Uzcategui. Cónsul General de Primera, Consulado de Venezuela en Barcelona

Emilio Romero (@yiyo_rb). Consultor e investigador en DD.HH. y Desarrollo. Miembro de Beersanworld

 ¡¡Os esperamos!!

BWvenezuela 01

Advertisements

#BWUK “Eleccions britàniques 2015: conseqüències imprevisibles?”

Aside Posted on Updated on

El 7 de maig es celebren eleccions generals al Regne Unit i apunten en ser les més renyides de l’historia. Estan en joc 650 escons de la Cambra dels Comuns. Per primera vegada en dècades no hi ha un clar favorit. Les enquestes donen resultats molt ajustats als dos principals partits britànics, conservadors i laboristes. Tot sembla indicar que cap de les dues principals formacions obtindrà majoria suficient com per governar en solitari.

 

Al nou taulell electoral que s’obre al Regne Unit els partits petits poden jugar un paper clar en el nou govern. Les enquestes donen al Partit Nacional Escocès (SNP) aquest paper, , ja que obtindria una aclaparadora majoria dels escons en joc a Escòcia. Aquest fet afectaria especialment els resultats del partit laborista, les possibilitats de governar del qual podrien quedar condicionades per un eventual acord amb el SNP.

 

El Partit de la Independència del Regne Unit (UKIP), amb un missatge euròfob i anti immigració que segueix captant vots,pretén ser l’altre partit clau en el futur govern britànic. A diferència de la líder del SNP, Farage ja ha anunciat que s’estimaria més un govern conservador en lloc de laborista. El tercer petit partit en discòrdia és el Liberal Demòcrata de l’actual viceprimer ministre Nick Clegg. Les enquestes però li auguren una forta davallada en la intenció de vot. Hi ha qui augura fins i tot que Clegg podria perdre el seu escó. Tensió màxima dins el partit. Per últim, el Partit Democràtic Unionista d’Irlanda del Nord (DUP) i els Verds també tenen alguna cosa a dir-hi. Es preveu un resultat tan ajustat entre laboristes i conservadors que fins i tot els partits més petits podran dir la seva.

 

I quins són els principals temes electorals durant aquesta campanya electoral? La recuperació econòmica de la que fan bandera els conservadors, o el seu anunci de futures rebaixes fiscals; l’augment de la taxa de pobresa durant aquests darrers anys, especialment de pobresa infantil, com està denunciant reiteradament Ed Miliband; l’eliminació dels contractes de “zero hores” demanda que xoca frontalment amb els interessos de la City; la continuïtat del Regne Unit a la Unió Europa, amb el compromís de David Cameron de celebrar un referèndum al 2017; o les polítiques d’immigració, punt fort del discurs de l’UKIP i que ha forçat a Cameron a aprovar dures mesures cap a la població migrada que busca feina al Regne Unit per evitar la fugida de molts electors conservadors seduïts pel discurs anti immigració de Farage.

 

I quins són els principals eixos durant aquesta campanya electoral? La recuperació econòmica, abanderada pelsconservadors, o el seu anunci de futures rebaixes fiscals; l’augment de la taxa de pobresa durant aquests darrers anys, especialment de pobresa infantil, com està denunciant reiteradament el líder laborista, Ed Miliband; l’eliminació dels contractes de “zero hores”, demanda que xoca frontalment amb els interessos de la City; la continuïtat del Regne Unit a la Unió Europa, amb el compromís del conservador David Cameron de celebrar un referèndum el 2017; o les polítiques d’immigració, punt fort del discurs d’UKIP i que ha forçat Cameron a aprovar dures mesures cap a la població migrada que busca feina al Regne Unit per evitar la fugida de molts electors conservadors seduïts pel discurs anti immigració de Farage.

 

Al partit conservador se li retreu també l’alt preu que han hagut de patir les classes mitjana i baixa durant aquests anys de crisi, mentre que el partit laborista compta entre els seus handicaps amb la poca atracció electoral que genera Ed Miliband. S’imposarà Cameron juntament amb UKIP a Westminster o, per contra, aconseguirà Miliband amb el suport de nacionalistes i verds formar una gran coalició?

 
De tot això i més parlarem aquest dijous 7 amb Berta Barbet, Pol Morillas i Walter Oppenheimer que es celebren aquell mateix dia.  El debat serà moderat per Gemma Pinyol, membre de Beersandworld. Recordeu que canviem de bar!

 
Us havíem dit que hi hauria sorpreses, i així serà. En col·laboració amb L’Industrial i English Radio Barcelona, una vegada hagi acabat el Beersandworld farem seguiment en directe a través de la BBC del tancament electoral i resultats dels primers sondejos. L’Adrià Alsina i la Katrina Logie dinamitzaran aquesta segona part de la jornada . I si, tindrem cervesa and fishandchips =)

 

—————————————————–

Berta Barbet és politòloga i doctoranda a la Universitat de Leicester. És investigadora especialitzada en el comportament electoral i opinió pública. Editora de Cercle Gerrymandering.

 
Pol Morillas és politòleg i màster en relacions internacionals per la LSE. És investigador principal al CIDOB i professor associat a la UAB i Universitat Blanquerna.

 
Walter Oppenheimer és periodista i actualment treballa a El País a Barcelona. Va ser el seu corresponsal a Brussel·les i Londres.

 

 

BWUK

#BWYemen “Yemen: ‘nuevo’ foco de inestabilidad regional”

Aside Posted on Updated on

El pasado 26 de marzo Arabia Saudí, encabezando una coalición formada por 10 países, lanzó una operación militar aérea –Tormenta Decisiva– sobre Yemen. Desde ese día los bombardeos diarios son constantes. Se trata de la primera alianza militar creada bajo el paraguas de la Liga Árabe y, salvando el conato que se produjo en Bahréin con motivo de las revueltas de 2011, de la primera intervención de una coalición árabe contra otro país árabe.

La naturaleza del conflicto en Yemen va mucho más allá de la rivalidad entre Arabia Saudí e Irán, como se simplifica en algunos análisis realizados. Es un conflicto complejo de múltiples variables y realidades, donde las fichas de ajedrez se mueven al compás de intereses locales, nacionales y regionales. Es a la vez una de las manifestaciones de un proceso de fondo que está alterando el mapa geopolítico de Oriente Medio: el cambio de la estrategia estadounidense en la región. En el escenario yemení, caracterizado por lealtades de base tribal, se enfrentan las fuerzas del presidente en el exilio Hadi y los hutíes, los seguidores del ex presidente Saleh, Al-Qaeda y Daesh entre otros, cada uno con sus propios intereses y objetivos. En este contexto la mayor parte de países árabes mueve sus fichas creando alianzas efímeras. Aunque no estamos ante un conflicto nuevo, ya que la historia reciente del Yemen está plagada de episodios de violencia e inestabilidad política (guerras civiles en la década de los 60, en 1972, 1979 y 1994 y revueltas hutíes periódicas entre 2004 y 2009), el escenario abierto con los ataques liderados por Arabia Saudí otorga una nueva dimensión regional al conflicto.

Las consecuencias de estas semanas de bombardeos y enfrentamientos armados han provocado ya más de seis centenares de muertos y miles de heridos, según denuncia la OMS. La ciudad portuaria de Adén es actualmente el principal escenario de combates entre las milicias hutíes y el ejército gubernamental, que cuenta con el apoyo aéreo de la Coalición. India, en coordinación con más de 26 países, evacuó a principios de la semana pasada a la mayoría de ciudadanos extranjeros y Rusia también desplegó un plan de evacuación de sus nacionales. Se calcula que hay más de 300.000 desplazados, y ya han empezado a llegar las primeras embarcaciones con refugiados yemeníes a las costas de Somalia, Yibuti, Eritrea y Sudan. Estos gobiernos están preparando planes de contingencia ante la previsible llegada de miles de yemeníes durante las próximas semanas, especialmente si crece la escalada bélica, en una zona donde las cifras de refugiados y desplazados ya son elevadas. La crisis humanitaria también está afectando a los más de 250.000 refugiados somalíes que viven en Yemen desde hace años y la ONU ya ha solicitado una tregua para poder crear corredores humanitarios en varias zonas del país y así atender a la población civil.

Arabia Saudí se encuentra en la disyuntiva de decidir qué papel jugar en este conflicto. Iniciada una campaña militar aérea con la que no le va a ser posible alcanzar sus objetivos tiene que decidir cuál va a ser el siguiente paso. Debe mantener la coalición si no quiere ver comprometido su liderazgo regional, pero ésta cada vez muestra mayores grietas, como ha podido comprobarse estos días con la decisión de Pakistán de proclamar su neutralidad y las críticas inmediatas de alguno de los miembros de la coalición. La opción de una invasión terrestre fue puesta sobre la mesa por el gobierno saudí desde el primer momento, pero los recelos de sus aliados para aportar fuerzas militares terrestres, con los riesgos que esta acción comporta, ha debilitado esta opción. ¿Se producirá finalmente? ¿Quién participaría en la misma? ¿Cómo reaccionaría Irán? ¿Hay una salida negociada a corto plazo a este conflicto? ¿El presidente Hadi podrá recuperar el gobierno? ¿Por qué Al Qaeda y DAESH tienen presencia en Yemen y qué papel están jugando en la actualidad?

Este conflicto se produce paralelamente a la ¿resolución? de la crisis nuclear iraní tras los acuerdos alcanzados entre Irán y las potencias del Grupo 5 +1 a principios de abril con la firme oposición de Israel. El foco de la inestabilidad regional se traslada al sur, mientras la guerra en Siria e Irak se enquista. ¿Cómo encaja el conflicto en Yemen en las dinámicas regionales generadas durante estos años? ¿Qué intereses tienen los países del golfo en Yemen? ¿Y Estados Unidos?

Muchos interrogantes y demasiadas preguntas. Este jueves hablaremos con Eduard Soler y Pamela Urrutia sobre la situación en Yemen y el impacto regional de este conflicto para intentar responder a las múltiples incógnitas que nos surgen. El debate será presentado por Sergio Maydeu, miembro de Beersandworld. ¡Recordad que cambiamos de bar!

—-

Eduard Soler es coordinador de investigación en CIDOB y profesor asociado en el IBEI y la Universitat Autònoma de Barcelona. Es politólogo y Doctor en Relaciones Internacionales por la UAB. Sus áreas de trabajo incluyen las relaciones euro-mediterráneas, la evolución política en el Norte de África y Oriente Medio, y la cooperación en materia de seguridad en el Mediterráneo.

Pamela Urrutia es investigadora de la Escola de Cultura de Pau y está a cargo de la investigación sobre conflictos y crisis socio-políticas en el Magreb y Oriente Medio. Sus áreas de trabajo incluyen procesos de desplazamiento, de género y de paz forzados. Tiene una Maestría en Relaciones Internacionales (IBEI) y un Diploma de postgrado en Comunicación para la Paz y los Conflictos (UAB)

BWyemen 01